Sentirse mujer #súmatealrosa

En el post anterior escribía sobre lo fundamental que resulta conservar nuestra niña interior para sentirnos siempre jóvenes. Hoy, coincidiendo con el Día Contra el Cáncer de Mama, quiero reivindicar lo importante que es sentirse mujer.  

El origen de la palabra “mujer” es un tanto incierto. Se piensa que viene del término latino “mulier” que se asocia al adjetivo “mollis” y se traduce como blando. Según esta interpretación, la palabra mujer haría referencia a la debilidad que antiguamente se le atribuía al sexo femenino. Esta creencia hoy en día apenas nadie la apoya. A lo largo de la historia hemos demostrado con creces nuestra valía. Podemos ser unas verdaderas revolucionarias y luchar por nuestros derechos. Sabemos compaginar a la vez el trabajo, la maternidad, el cuidado del hogar y aún así sacamos tiempo para ponernos guapas, ir al gimnasio y estar con nuestra pareja o amigas. También sabemos conducir, que no se les olvide. Hemos demostrado que somos capaces de desenvolver un papel importante en la política, que también somos buenas en los deportes, que tenemos carisma y carácter. Que puede que a lo largo de nuestra vida, derramemos más lágrimas que ellos, pero siempre sabemos seguir para adelante. Porque nosotras también llevamos los pantalones.

¿Quién dijo esa chorrada del sexo débil?

Somos fuertes, luchadoras, emprendedoras, trabajadoras, abuelas, madres, hijas, hermanas, sobrinas, nietas, amigas, esposas… y hasta en ocasiones también podemos hacer de padre. Somos capaces y válidas para todo.

Para mí, ser mujer significa todo esto, pero también implica sentirme femenina. Y no me refiero a llevar ropa muy ceñida, un escote pronunciado o una falda muy corta, no. Ser femenina no tiene nada que ver con la ropa que lleves o la talla de sujetador que uses. Es algo más. Para mí es sentirme segura de mí misma, a gusto con ser quién soy.

IMG_20141019_125633

IMG_20141019_131939_1

La feminidad está en los gestos, en las miradas, en tu forma de caminar, en las cosas simples como cómo sujetas un vaso o cómo te tocas el pelo… Se puede ser muy femenina incluso vestida con ropa de hombre porque no depende de lo que lleves, sino de cómo te sientes.

IMG_20141019_125028 En el outfit de hoy llevo una camisa de hombre de cuadros vichy a modo de vestido. Para hacer mía esta prenda, he añadido un collar de perlas y un bolsito pequeño que ya me habéis visto en post anteriores. También la combino con unos pantalones de tiro alto negros muy sueltos y me parece que el resultado es genial:

IMG_20141019_131139

IMG_20141019_130631

Esto es solo una muestra de cómo podemos coger una prenda de hombre y llevarla a nuestro terreno. Este otoño- invierno, la tendencia para nosotras consiste en asaltar el armario de ellos. Si te gusta el estilo masculino,  la clave para conseguirlo está en llevar blazers o abrigos de tipo oversize, zapatos planos estilo Oxford, pantalones de pinzas, vaqueros boyfriend e incluso esmoquin.

page

 

Anuncios

7 comentarios sobre “Sentirse mujer #súmatealrosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s