El año del ‘normcore’

A punto de despedir el 2014, hacemos un balance de todo lo que nos ha dado este año. Hay que reconocer que nos hemos vuelto un tanto egocéntricas y nos hemos hecho selfies sin parar. Hemos enterrado al ‘hipster’ para dar la bienvenida al fenómeno ‘twee’, un grupo social más naif y con menos postureo. Hemos disfrutado de buenos momentos como la recreación del supermercado de Chanel, el éxito de Moschino gracias a la oda al ‘fast food‘ y al mundo Barbie de Jeremy Scott, el debut de Nicolas Ghesquière con Louis Vuitton o el momentazo Lupita Nyong’o en la red carpet con aquel precioso vestido aguamarina de Prada.Lupita-Nyongo-Light-Blue-Prada-Dress-Oscars-2014-on-black-bridal-bliss

Nos ha tocado perder a personas como Robin Williams, Paco de Lucía, Gabriel García Márquez o la Duquesa de Alba; y en el sector de la moda nos ha dejado un grande, como fue, es y será Oscar de la Renta.

amal (1).jpg

En cuanto a las tendencias, este año ha sido el año de los colores pastel, del amarillo y de las piñas. Ha sido el año de lucir la espalda más que nunca y de ocultar un poco las piernas con las faldas midi. También nos hemos vuelto un poco rebeldes y hemos decidido romper los pantalones, robárselos a mamá y a nuestro novio. Gracias a las plataformas hemos ganado unos centímetros de altura. Nos hemos atrevido con los ugly shoes o ‘sandalias de guiri’. Las bufamantas, el color borgoña, el cuero y los cuadros nos han conquistado una temporada más.afdfeaf81dd5ece859cc7166f5a11346

Todas estas han sido algunas de las cosas que más hemos llevado pero sin duda, lo que más ha marcado este año ha sido el normcore, la tendencia ‘anti-moda’. Un término nuevo que al principio nos descolocó un poco pero que simplemente se traduce como “vestirte con el mínimo esfuerzo”. Se trata de llevar un aspecto desaliñado y despreocupado,  como si hubiéramos cogido lo primero que había en el armario. Pero lo cierto es que son looks muy estudiados formados con prendas básicas y cómodas de colores neutros. Para completarlos, unas zapatillas deportivas, que se han coronado como el calzado de 2014 por excelencia. 

a_proposito_del_normcore_3862_620x

¿Quién nos lo iba a decir? El chándal y la ropa de deporte son sinónimo de estilo. Según publicó VOGUE, los trabajadores de las boutiques de Milán perciben un mayor poder adquisitivo en una mujer que entra en la tienda con un chándal que con un traje de chaqueta y un Birkin de Hermès. Esto lo pudimos comprobar  con la colección de Wang para H&M, donde el lujo y el deporte se han unido para ofrecer una versión de la moda más sencilla y adaptable al día a día.

hmpalex.jpg

Minimalismo, comodidad y sencillez. El aspecto “effortless” es lo más cool del momento. ¿Será una moda pasajera o seguirá siendo tendencia en 2015?

4afb5011b225cb570f1ff3f04712320d

Anuncios

6 comentarios sobre “El año del ‘normcore’

  1. Un resume xenial! Abarcando dende esas deportivas que xa non nos quitamos, os ugly shoes, o borgoña, nomcore…Esperemos que o ano que ven veña tan cargado de novidades coma este! Feliz ano!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s